Todas las fotografías y textos están protegidos con Copyright, si decides compartir algún contenido nombra a la autora, gracias.

SiempreVerde organiza sus eventos a través de "Escuela de Pensamiento Lateral Ascociación"

Siguenos:

 

  • Facebook Basic Black
  • Black Google+ Icon

© 2016 by SiempreVerde. Proudly created with Wix.com

El fluir del loto -
00:00 / 00:00

Recital del Consejo del Bosque

Hijo del bosque, cuyo sueño ardiente

es a nuestro Gran Consejo un día llegar:

tendrás que ser Anciano, Sabio, Bondadoso o Valiente;

tendrás que amar a todos, de todos hacerte amar.

Si esto puedes lograrlo, tal vez puedas entrar.

Observa las estrellas, pregunta a los helechos,

mira la lluvia, los montes y los lagos,

mira los vientos, las fieras al acecho,

no hay nada que no deba ser mirado.

Si todo te interesa, quizás puedas ser Sabio.

Aunque un gran peligro te llene de temor,

la verdad y la vida ante todo defiende;

más que en la paz que en guerra hace falta valor

y recuerda, no olvides: sólo el cobarde miente.

Si de esto haces ley, tal vez seas valiente.

No hagas que los años pasen por este mundo

sn que dejen su frto maduro en tu mano,

una vida vacía no vale ni un segundo;

saca de cada cosa lo que no tiene de vano.

Y entonces quizá seas un verdadero Anciano.

Planta Animal del bosque: para tu sueño ardiente

tendrás que ser Anciano, Sabio, Bondadoso o Valiente.

(Ángela C. Lonescu)

Palo Santo: Se dice que su “madera sagrada” facilita la autosanación por medio del aroma de la naturaleza.

Según Helen Keller el olfato es “un poderoso mago que te transporta a través de miles de kilómetros y de todos los años que has vivido”. Se trata del único sentido directamente interconectado con las emociones gracias al lóbulo límbico de nuestro cerebro, y el único de los sentidos también que nunca duerme –de ahí que esté íntimamente relacionado con los sueños lúcidos. Por estas razones, cuando recibimos un estímulo literalmente encantador, por ejemplo el Palo Santo, y luego encausamos esa experiencia sensorial en un contexto terapéutico, concretamente una sesión de aromaterapia, la experiencia resulta no sólo sublime, sino bastante efectiva.

Hallado en Sudamérica, el Palo Santo o “madera sagrada” es el nombre con el que se conoce al bursera graveolens. Se trata de un árbol mágico de extraordinarias virtudes medicinales, cuyos compuestos esenciales se encuentran en el aroma que exuda la leña una vez quemada o destilada. Siglos atrás, chamanes incas y curanderos de las montañas de los Andes propagaron su don purificador y protector. Entre los indígenas maskoy se cree que el humo de una fogata con Palo Santo ahuyenta a malos espíritus del pueblo –la claridad con la que se manifiestan sus llamas así lo confiere.

En aromaterapia es comúnmente utilizado a manera de aceites esenciales, obtenidos mediante una destilación a vapor de su tronco. Su aceite, colocado directamente en la nariz o quemado mediante un vaporizador, sirve para liberar tensiones relacionadas con el estrés y la depresión.

A diferencia de otras plantas o árboles de los cuáles se extrae tradicionalmente incienso, el Palo Santo requiere únicamente de encender un pequeño trozo de madera seca para que éste libere una columna de humo que termina envolviendo la atmósfera. A este humo aromático que libera la madera se le atribuye la capacidad de aumentar vibraciones en el cuerpo, por lo que se recomienda emplearlo al momento de iniciar una meditación

El Palo Santo es tan rico en propiedades que cada parte del árbol puede aprovecharse para distintos fines, incluidas funciones depurativas, sedantes, antisépticas, antiinflamatorias, diuréticas y anticarcinógenas. Ya en un plano metafísico, ciertos grupos lo consideran un efectivo repelente de energías negativas.

Cabe resaltar que sólo se puede disfrutar de sus beneficios ya que han transcurrido entre 4 y 10 años a partir de que su tronco muere. Generalmente los recolectores de Palo Santo reúnen sólo aquella madera que encuentran en el suelo, procedente de árboles que han muerto de forma natural. Esto le concede una especie de ánima distinta, una que nos regala todo lo absorbido por el árbol en el bosque, y que nos permite aprehender estas maravillas a través de ese delicado puente que se tiende entre él y nosotros: su aroma.

Fuente Faena Aleph

Plantas Sagradas para sahumar

SALVIA BLANCA

El humo de la salvia blanca es usado para dispersar no solamente vibraciones inapropiadas y espíritus malignos sino también para “absorber” conflictos, ira o enfermedades en una persona. De hecho, esta es una de las hierbas que más cambian la composición del aire para generar iones negativos, cuyo efecto es reducir nuestra respuesta al estrés.

PALO SANTO

El humo de las astillas del árbol palo santo, también llamado “madera sagrada”, se usa como un efectivo repelente de energías negativas y un buen detonador de la vitalidad del cuerpo. Es muy adecuado pasarlo de vez en cuando por las esquinas de la casa para liberar las energías estancadas en ellas.

COPAL

El copal es una resina dulce, especiada y maderosa que se utiliza durante rituales y ceremonias como “alimento de los dioses”. Su humo, sin embargo, se usa como protección, limpieza del cuerpo y adivinación.

LAVANDA

El humo de la lavanda es el más ligero de esta lista, pero por lo mismo es un gran equilibrante. Allende de que despide un aroma delicioso, se utiliza para aligerar un espacio y promover el sueño pacífico y profundo.

CEDRO

Al igual que la salvia, el cedro dispersa la energía estancada o negativa y atrae buenas influencias. Su humo purifica y limpia al tiempo que despide un olor placentero. Se cree que reanima el espíritu y ayuda contra el cansancio y el hastío.

ABEDUL

Es una buena aliada la corteza de abedul para los momentos de transición. Cuando nos sobeviene un cambio vital e importante, quemar esta corteza promueve que ese cambio sea más llevadero y podamos integrar los aprendizajes con sabiduría.

Las energía milenaria de las Secuoyas

   La Secuoya recibe energía, la transforma y la genera en un proceso similar al de las pirámides, cada secuoya pulsa una convocación Theta que relaja el cuerpo emocional humano y favorece la apertura de la glandula pineal. En su cercanía, a través del contacto directo, uno experimeta una expansión de conciencia singular.
   La notable longevidad de estos árboles, en el plano terrenal, es multidimensional. Tienen el atributo de alterar la secuencia de tiempo y transcender la dimensión. Cuando uno pasea o medita en su entorno, puede reconfigurar el tiempo lineal. Por ello, ciertos bosques de secuoyas son portales y como tales uno ha de entrar con respeto y prudencia. No obstante, es cierto que para que un bosque de secuoyas presente un portal de apertura, ha de estar en cierto grado de armonía con el entorno.

 

   No sólo las Secuoyas son impresionantes por su tamaño y belleza, también su nombre tiene un gran legado. El nombre de Sequoia (escrito ᏍᏏᏉᏯ en cheroqui) conmemora a Sequoiah, un indio cheroquee educado en Georgia que sobre el siglo XIX inventó un alfabeto para el dialecto de su tribu. Los otros indios estaban impresionados por la escritura, a la que se referían como "hojas que hablan". Las conjeturas de los historiadores sitúan su existencia entre 1760 y 1776.

Los Árboles, los verdaderos señores de los anillos.

  Seguramente has visto alguna vez el tronco de un árbol cortado a la mitad. Igual habrás notado la cantidad de anillos o círculos que hay marcados en su interior. Lo natural es que estos se expandan desde el centro del árbol hacia fuera y en forma circular según el árbol crezca.

Estos anillos se irán haciendo más grandes según se separan del centro, como si fueran las ondas que se forman en el agua cuando le lanzamos una piedra.

   Estos anillos no sólo marcan la edad de un árbol, sino que también nos pueden dar detalles sobre el tipo de vida que ha llevado el mismo. Pero para leerlos, lo primero que hay que saber es que cada anillo marca un periodo de un año. Así que si encontramos cinco anillos en un árbol, esto significa que tiene cinco años de vida. La lectura se hace del centro hacia afuera. O sea que su primer año de vida lo marca el anillo más al centro. ¿Sencillo no?.

   Ahora, si te fijas con detenimiento, verás que no todos los anillos son iguales. Según los árboles se van desarrollando (igual que nosotros los humanos) estos van pasando por diferentes etapas de crecimiento y experiencias de vida. Unas de mayor abundancia y alegrías, otras de mayor sequía y sufrimiento. Así que todas estas diferentes etapas van quedando marcadas en estos anillos como si fueran parte de un pequeño diario. Sirviendo de testimonio sobre lo que pasó en cada etapa y cada año en específico.

   Siguiendo el ejemplo del árbol con los cinco anillos, ya determinamos que ese árbol tiene cinco años. Pero si nos fijamos detenidamente, notaremos que algunos anillos pueden ser más anchos que otros o mostrar diferentes tonalidades en la madera.

   Por lo general un anillo ancho y bien marcado significa que ese año el árbol recibió buena alimentación, agua suficiente y el sol necesario para un crecimiento saludable. Si por el contrario el anillo es estrecho y no muy definido, podemos intuir que ese año no recibió los cuidados adecuados y que tal vez quedó algo mal nutrido.

   El color y el ancho del centro de los anillos también varía dependiendo de la estación del año en que se produzcan. Según los árboles crecen, es normal que estos necesiten desarrollar mayor cantidad de células para extenderse y crear más tejidos que conduzcan el agua y los minerales desde las raíces hasta las hojas.

Así que dependiendo de la estación del año donde estas células y tejidos se creen, variarán las características en el centro de estos anillos. Por ejemplo, los anillos desarrollados durante la primavera son mucho más anchos y de tonalidades más claras que los que se crean durante el otoño.

   Esto se debe a que en la primavera, usualmente existen condiciones ideales para que los árboles se desarrollen, y esto los árboles lo saben. Así que aprovechan esta época para estirarse, utilizando ricos nutrientes y aprovechando el sol que brilla entre primavera y verano.

   Igual que con nosotros los seres humanos, son muchos los factores que pueden moldear el desarrollo de un árbol. Estudiando sus anillos encontraremos un recuento cronológico de su pasado y de sus experiencias sobre este mundo. Inclusive, los anillos de un árbol nos pueden ayudar a identificar en qué año hubo una gran escasez de agua, una inundación o quizás una fuerte nevada en esa región específica.

   Los árboles no sólo nos proveen oxígeno, sombra, madera y alimentos, pero también son testimonio de la evolución de nuestro planeta. Estudiar sus anillos nos ayuda a conocer eventos importantes del pasado, sus consecuencias en la naturaleza y a saber cómo prepararnos en caso de que vuelvan a repetirse.

Té de Cuneta (Bidens Aurea)

    Antes de contaros las influencias energéticas de esta hermosa planta, quiero contaros cómo llegó a mi vida. Hace unos meses comenzé a observar como nuestros caminos eran invadidos por este manto amarillo pálido, y por supuesto supuse que si la Tierra tanto nos la mostraba, debería de tener propiedades para sanar nuestro cuerpo físico y como no, el emocional y espiritual.

    Al poco tiempo, Selva, mi fiel amiga de raza canina, hizo el gran viaje a "casa". Su cuerpecito lo enterramos en el corazón de un bosque, y en su lecho lo acomodamos con un colchón de estas flores. He aquí cuando comenzó mi busqueda, quería saber el nombre de esta especie florar, saber más de ella, pero el Universo trabaja en sus términos temporales y no te da las cosas cuando las quieres si no cuando las necesitas. Por más que pregunté en floristerias, lugareños, profesores de botánica, nadie supo decirme que nombre tenía esta prolífera especie vegetal. Las busquedas incansables en internet también fueron fatídicas, así que a las semanas me permití cesar ese trabajo y dejar que el tiempo me lo mostrase... o no.

    Y a noche, la respuesta me vino a través de un sueño. En este viaje nocturno, estaba con un grupo de personas, guiándolas en una excursión a través de bosques y montañas, cruzando hermosisimos paisajes. En uno de estos bosques nos detuvimos a descansar. En este descanso, estaba yo sentada, apoyada en un árbol, cuando de pronto encendía mo teléfono movil y allí estaba la Flor, lo que tanto había buscado se mostro fácilmente ante mi, no cabía en mi de gozo, gritaba: ¡la encontré, la encontré!.

    Y así fue que me desperté, sabiendo que había encontrado la flor, pero ya de vuelta en esta realidad no lograba recordar el nombre. Inmediantamente encendí mi telefono, pusé en la busqueda las mismas palabras que anteriormente me daban resultados vacíos, y de pronto... a la primera, allí estaba, la flor, la planta, con nombre y apellidos. Y sí... como en el sueño, no cabía en mi de gozo y elevé mi voz alegre: ¡La encontré, la encontré!.

 

INFLUENCIAS ENERGÉTICAS:

.Vibra en combinación con el tercer chakra (manipura) y el septimo chakra (sahasrara). En esa misma linea de vibración comunica con la Nota musical MI, el planeta Venus, color dorado y energía Ying.

.En estados de meditación o elevación espiritual nos ayuda con la autorealización, con la constancia y la sanación integrada de los tres cuerpos. Trabaja nuestra compasión. Facilita la elevación del Ser y el desapego material. En canal con la tierra es una gran facilitadora en la comunicación con nuestro Ser y los mundos superiores en la disposición para mostrarnos via meditación o sueños el camino correcto. Nos invita a ejercitar la paciencia y la prudencia, a la observación del YO para cauterizar el daño propio y/o ajeno.

LAS SABINAS

  Centenares de años de vida enredados en las raíces de los majestuosos árboles. Retorcidos sus ramajes, extensos hasta el mismo Cielo sus copas; sus troncos, troquelados por el tiempo, reales, regocijados en sus tronos de tierra húmeda.
  Cuando permaneces en los lindes del bosque, si te muestras atento, puedes escuchar con delicadeza las voces de las Sabinas más viejas, seduciéndote a entrar. Y entonces sucede que el tiempo transcurre presto y la luz baja, y así, de este modo, lo que antes eran troncos, raíces y ramas cobran vida singular. En la magia de la caída del Sol ves ahora caras, cuerpos bailando, abrazos eternos que llevan decenas de años entrelazados; ves brazos por doquier extendidos implorando, señalando, extasiados en el bosque eterno.

Las influencias energéticas del Abedul

<< Cada árbol y cada planta tiene una vía de expresión física, un modo de mostrar al exterior su alma, ese ser elemental que rige su cuerpo físico y enlaza con el espiritual que a su vez mantiene una comunicación directa con el Universo, con Dios, siendo una expresión más de este, un brazo que se extiende como la propia rama del árbol hacia el cielo.

        Este ser elemental que habita tiene diferentes modos de mostrarse, modos que son tan hermosos como cotidianos y esta cotidianeidad hace que de forma aletargada pase desapercibida a nuestros ojos. Pero si nos detenemos a observar, a re-conectar con nuestra parte dormida, pronto nuestros ojos físicos se sorprenderán al reconocer en las zonas leñosas, en los tallos, en las hojas, etc, incluso en la madera ya aparentemente muerta, los guiños que estos seres nos hacen formando caras, ojos, cuerpos y un sinfín de formaciones que logran que los ojos exteriores conecten con nuestra visión interior.

      En tu próximo paseo por el parque, por el bosque,… detén tus pasos, no tengas prisa y descúbrete observando, acaricia la madera como si de tu piel se tratase, no hagas muescas ni dibujos sobre ella, no arranques la flor, busca en ella la cara a la que devolverle la sonrisa, es este otro modo de caminar y de sentir, otra forma de gozar de uno mismo a través de la Tierra.>>

@ SiempreVerde

Incienso de Abedul

INCIENSO DE ABEDUL
Después de un mes secando la corteza de abedul, recogida de un árbol caído en los valles de Somiedo, después de tratarla con amor, de limpiarla y favorecer su proceso, por fin está lista para ser aumada.
Siempre que nombro este árbol por su nombre etimológico: Betula Pendula, siento que participo de un sortilegio, siento el árbol convertido en varita mágica bien avenida, siento su sabiduría ancestral precipitarse por mis venas.

(El proceso de elaboración no puede llevarse a cabo si la corteza es recogida de un árbol vivo).

Muérdago Bendito

   En este día de año nuevo me he ido al bosque a recolectar… y así de bonitos han quedado listos los Muerdaguitos, dentro de muy poco estarán en sus nuevos hogares. Pero no son estos unos ramos cualquiera de Muérdago, además le acompaña las hojas de Cedro y Helecho Macho. Detallo sus influiencias enérgeticas:

-MUÉRDAGO: es el mago, el maestro que todos llevamos dentro y que debemos despertar. Además de un excelente protector, nos ayuda a vencer todos los obstáculos. Nos ayudará a abrir las puertas interiores y conectarnos con el pensamiento creador. Es el alquimista interior. Nos invita a perdonar y a transmutar nuestros pensamientos negativos.

-CEDRO: Esta conífera simboliza la inmortalidad, representando e inspirando en nosotros la grandeza, la fuerza y la perennidad. Es el árbol de los oráculos por excelencia. Inspira en nosotros la positividad y la capacidad de adaptarnos a cada situación.

-HELECHO MACHO: Canaliza las energías telúricas de la Tierra. Nos ayuda a equilibrar las energías de forma correcta. Planta de conexión con seres mágicos de la Naturaleza. Inspira en nosotros la armonía, sinceridad y humildad. En el hogar protege contra hechizos y bajas vibraciones.

Please reload