Todas las fotografías y textos están protegidos con Copyright, si decides compartir algún contenido nombra a la autora, gracias.

SiempreVerde organiza sus eventos a través de "Escuela de Pensamiento Lateral Ascociación"

Siguenos:

 

  • Facebook Basic Black
  • Black Google+ Icon

© 2016 by SiempreVerde. Proudly created with Wix.com

Sendas Guiadas de Silviterapia

Caminar

en la Belleza©

Caminando Conscientemente

Sembramos la Interioridad

     Hace catorce años descubrí una nueva forma de caminar, mi maestro fue una corriente de sentir integrada en un espacio físico: El Camino de las Estrellas, más conocido como el Camino de Santiago. Yo misma me pregunté entonces ¿cómo podía llevar veinticinco años caminando y a la vez no saber caminar? Y era evidente que no sabía, pues en aquella primera ocasión me enfrenté a casí quinientos kilómetros, que dejaron secuelas en forma de lesiones en mi cuerpo físico, pero también un despertar profundo en el resto de mis cuerpos, y esto, haría de carburante para fraguar lo que hoy en día desarrollo con tanto amor y gozo.   

     En mis repetidas idas a este mágico sendero, caminé bajo la lluvia y bajo el sol, escapé del asfalto para maridarme con la naturaleza acogedora, con los árboles protectores, con los caminos serpenteantes que invertían el sendero hacia mi interior. Amé las risas entre dolor y dolor y, aprecié lo profundo de los pasos en soledad. Me deshice de los superfluo y lo pesado y me aferré únicamente a mi presencia, firme y deseosa de no abandonar nunca ese nuevo camino que comenzaba a comprender. A ese peregrinaje le siguieron otros nueve, sumando un total, hasta ahora, de diez Caminos de las Estrellas recorridos y con ellos miles de kilómetros andados, con sus consabidas lecciones y patrones, que promovieron en mí, un método al que hoy doy forma y sentido desde las Sendas Guiadas de SiempreVerde.

     En aquellos días entendí que nuestros cuerpos expresan un lenguaje cifrado en clave de sensaciones, que abarcan desde las más placenteras hasta las más dolorosas. Depende de nuestro interés de escucha, el poder aprovechar estas manifestaciones para exhortar a nuestro vehículo en esta existencia y, poder apreciar y cooperar con el resto de cuerpos por los que estamos formados.

     Después de varios pares de botas gastadas, diez caminos y multitud de senderos recorridos en la montaña, de cumbres a bosques espesos y de praderas llanas. Después de haber reconocido en mis pies un fundamento glorioso merecedor de cuidados y atenciones. Pude poco a poco, en base a la práctica, ir dando esta estructura al método que sentí llamar "Caminar en la Belleza", por todas las conexiones que encierra esta descripción con mi fuente de enlace.

     Entendí que prestar atención a nuestro cuerpo de mayor densidad es fundamental, escuchar sus disposiciones nos lanza un puente hacia el resto de nuestros cuerpos más sutiles. Muchas tradiciones a lo largo y ancho del planeta han sido inspiración, las enseñanzas de los Indios Nativos Americanos, el Caminar Taoísta, el Caminar de los Monjes Athos, Los Maestros de Artes Marciales, los Chamanes de Centro América y los Druidas Celtas, me han llevado a profundizar en el aspecto más heterogéneo y humilde de nuestro enlace al Planeta: nuestros pies.

     Existen cuatro Maestrías de la Vida: Meditación de Pie, Meditación Sentado, Meditación Tumbado y Caminar Consciente, de entre ellas nosotros nos centramos en la última. "Caminar en la Belleza", es digamos, la herramienta estrella de la Silviterapia, el micrófono traductor que nos pondrá en contacto con los aspectos más sutiles del Bosque. Cuando penetramos en el entorno boscoso desde el silencio interior y avanzamos en este estado de intención, la sanación bidereccional surge y se ejecuta con precisión. Es, por lo tanto, una actitud, es caminar con presencia, con una atención interna y externa simultánea y conjunta. Este caminar nos incita a vivir para el cielo, pero con los pies en el suelo. Y esto nos conecta con el flujo vital cuando lo practicamos en la Naturaleza, en esa percepción armónica de experienciar el sabernos uno con ella. Aprender a caminar con conciencia nos conduce a vivir con alegría y sentido.

      Llevan mis pies mucha tierra hollada, como para saber que el caminar en la foresta fortalece el vínculo sagrado y rescata la memoria ancestral que estamos destinados a recuperar.

     Entre otras cosas, el método que desarrollamos es una herramienta eficaz para conectar con la sutileza del Cuerpo de Energía, y esto, nos lleva a aliviar tensiones cotidianas, a mejorar nuestra presencia, a fortalecer nuestra salud y romper hábitos negativos.

    Estas actividades las desarrollamos amparados en un marco metodológico, avalado en nuestro bagaje y acreditaciones.

     El conjunto de estas prácticas nos lleva a alcanzar el estado de presencia al infinito que nos invita a una alineación constante con la Naturaleza y sus patrones, forjando, como no, la consideración de abandonar la opción de estar para ser el Bosque, entorno en el que avivaremos el recuerdo que llevamos impreso en nuestro ADN.

     "Recordar es el camino y mis pies son el sendero"

Música para volar -
00:00 / 00:00

De forma empírica desarrollamos este método, profundizando en cada escalón de la pirámide a través de ejercicios y dinámicas pensadas y sentidas para ello. En cada Senda completamos el proceso de la pirámide, con el fin de alcanzar un estado de coherencia y respeto hacia la vida, conscientes de que esta consideración beneficia nuestra salud integral.

Una vez alcanzado el estado de atención conveniente, comienza el siguiente paso a través de los ejercicios del Programa nombrado: "La Atención Desvelada", que amplían la profundidad del "Caminar en le Belleza", y aunque sólo unos pocos han alcanzado la posibilidad ofrecida en "La Atención Desvelada", el camino para recorrerla, está abierto a todo ser humano que desee experimentar su camino interior sin prejuicios.

Puedes ver fechas, valores y demás datos en nuestra Agenda

Actualmente, nuestra Agenda está actualizándose. Podrás verla más adelante. Gracias.