En Semilla Perpetuar la Especie

Una semilla está tan viva como el más vetusto de los árboles. Encierra en su interior la fuerza de todos lo elementos, que más tarde concluirá en la expansión de si misma. En su interior, antes ya de eclosionar, cobija la raíz latente y primigenia, lo que serán sus hojas, sus ramas, vive cifrado en la química perfecta de sus componentes. Por ello una sóla simiente guarda en su interior la posibilidad de existencia de todo un bosque. Los espermatofitas abarcan a todo el linaje de los vegetales que producen semillas. Son el reino de la productividad y la esencia de la abundancia. En la fotografía, la potencialidad de un Roble, a estas alturas, aún busca establecerse en la tierra. En ese impulso de existencia, que baraja cifras de probabilidad para perpetuar su especie y, para que algún día, alguien con suerte, se cobije a su sombra. 

Noelia Velasco

Entradas destacadas